Ampliación de hipotecas

reunificacion de deudas

A la hora de pedir un préstamo podemos beneficiarnos de algunas de las condiciones de nuestra actual hipoteca, y esta es una de las opciones que te proporcionamos en G&E2010. La ampliación de hipoteca sólo precisa de una novación hipotecaria, sin necesidad de rehipotecarnos, para obtener el dinero que necesitamos y devolverlo junto con el pago de nuestra hipoteca. Nos encargamos de negociar para conseguir mejorar el tipo de interés de nuestros clientes y obtener liquidez.

La novación no es otra cosa que el cambio de algunas de las condiciones del contrato, en este caso, del importe total de la hipoteca a la que le sumamos el préstamo que estamos solicitando. Se trata de una reestructuración de nuestra hipoteca pero que no es igual que solicitar una, lo cual es más costoso y menos ágil. Los gastos que conlleva este tipo de servicio son:

  • Comisión por novación (un 1% del capital pendiente): La comisión que se cobra es debido a las modificaciones de las condiciones de la primera hipoteca.
  • Gastos administrativos: de gestión, registro, notaría y finalmente una nueva tasación para actualizar el valor de la vivienda.
  • El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD)

En este caso, a diferencia de lo que ocurre con un préstamo personal, se acuerda una garantía hipotecaria con el préstamo (la propia vivienda es garantía de que se cumple el pago en las condiciones pactadas), aunque por otro lado se cuenta con un tipo de interés más bajo, como suele ser el interés de las hipotecas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies